Proyecto de las Camaras

Hace algunos años Mujeres en Cambio recibió como regalo 50 cámaras desechable.  Estas cámaras fueron distribuidas entre las becarias que mostraron interés por tomar fotos de los aspectos importantes de su vida cotidiana en las comunidades rurales y que más tarde compartirían con nosotras.

A continuación las fotos que les mostramos son algunas de los cientos de ellas que tomaron nuestras becarias de su vida diaria: sus familias, amigos, hogar, escuelas, deportes, faenas y religión, así como, los muchos retos que enfrentan para continuar estudiando.

Uno de los retos que estas jóvenes deben enfrentar es la larga distancia que deben recorrer para tomar su transporte.  Esto se debe al aislamiento que sufren sus comunidades debido a los largos períodos que dura la temporada de lluvias.  Aunado a lo anterior se suman las dificultades financieras que sufren muchas de las familias y que dan como resultado que terminen por sacar a las niñas de la escuela para que ayuden en con las labores del hogar cuidando a sus hermanos pequeños.

La vida de las mujeres en el campo es muy difícil..  Las madres rurales trabajan largas horas en circunstancias y condiciones difíciles.  Sus casas son simples, muchas con pisos de tierra y con frecuencias no cuentan con servicios tales como: electricidad, agua corriente, escusados, remoción de basura o drenaje.

En muchos sentidos sus vidas han permanecido inalterables por cientos de años.  La suya no es una vida fácil pero, tal vez, sus vidas pueden ser mejores como resultado de una educación.